Menú

Geographica:Make data count.

categorías
Data Science
Ver todos los posts

El cementerio de los datos – parte II –

por Héctor García 8/Nov/2018

Sonido de pájaros, luz natural perfecta, un poco de brisa, risas, muchas risas. 

Conozco mi Rosebud, lo viví hace 9 años. Puede sonar cursi pero lo sentí cuando lanzaba por el aire a mi hijo mayor. Él tenía 1 año y reía sin parar, yo también. Estábamos tumbados en un césped, la luz, el tiempo… todo era perfecto. Un instante de paz total y risas. Ese instante es lo último que quiero recordar antes de que me metan en la confortable y deliciosamente perturbadora caja de pino. Lo firmo.

datos

¿Y esto qué tiene que ver los datos? Pues que en ese momento yo estaba procesando e interpretando muchos datos para llegar a la conclusión de que ahí estaba mi Rosebud.

Sin embargo, ¿cuál es el problema? pues precisamente que llegamos a conclusiones basándonos en premisas erróneas e interpretaciones fallidas.

Voy a usar mi vivencia para hacer un ejercicio ficticio e hiperbólico sobre la realidad con la que nos encontramos día a día en las empresas.

Mi Rosebud vs la realidad

rosebud

¿Entonces? ¿Con qué nos encontramos en el mundo de los datos?

con una basura,

con una gran basura,

con una gran, gran basura.

Los datos, y sobre todo las interpretaciones de los mismos, están fatal (salvo honrosas excepciones). Hay mucho trabajo por hacer. Desde mi insignificancia, me gustaría proponer 3 cosas:

“Pon una mollera en tu vida”

Hay que contar con los especialistas temáticos más, mucho más. Los que saben de algo sobre la materia en cuestión, han sido desplazados por la informática y los palabros de moda.

Hay que escuchar a los sociólogos, a los economistas, a los biólogos, a los geógrafos, a los filósofos, a los arquitectos, a los historiadores, a los ingenieros temáticos etc. A los enfermos de los libros, a los que adoran escribir, a los que saben. A los Expertos.

Nosotros mismos hemos caído en ese fallo, hace 5 años teníamos una proporción de 50% de temáticos y 50% de ingenieros y ahora es de 90% (ingenieros) 10% (temáticos). Busquemos a los desterrados. Son necesarios. Hay que recuperarlos para que recobremos la calidad de los datos y extraigamos un conocimiento real.

“Tanto dato y tan pocas balas”

Hay que decirle la verdad de una manera más cruda y clara a las empresas. Todos los que nos dedicamos a esto lo sabemos, nos sentamos en mesas, nos vemos en las reuniones, competimos, colaboramos, pero todos lo sabemos. Falta ética del dato puesto que la era del conocimiento está aún en pañales. Las empresas no han tenido cultura de los datos y ahora han comprado tecnología, han contratado a especialistas, pero sin control y sin conocimiento. Es por ello por lo que aún las cosas salen mal, sigue siendo caro y cutre.

“Me encanta el olor del dato por la mañana”

Debemos trabajar mucho, queda un largo camino pero la verdad es que es un reto muy divertido. Hay que decirlo, saberlo e ir demoliendo y machacando las barreras. Cada persona tiene mucho que aportar. Todo cambia en un instante, hagámoslo bien.

En definitiva, el Cementerio de los Datos se sigue llenando día tras día. Es brutal lo que vemos. Hay mucho por hacer. Desde Geographica intentaremos poner nuestro granito de arena. Fallemos rápido, aprendamos y sigamos avanzando.

PS: he sacado titulares de algunas de mis películas fetiche. Espero que lo disfruten como yo. Datos, diversión y vida. Make Data Count. Gracias.

 

¿Te interesa?
Contacta con nosotros
Comparte
twitter facebook linkedin google

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir