Menú

Geographica:Make data count.

categorías
Smart City
Ver todos los posts

Gestionar la innovación en las Smart Cities con sensores Open Data

por Azahara 6/Apr/2017

Son numerosas las aplicaciones que utilizan Sensores Open Data para Smart City, para hacer que la vida sea más fácil para sus habitantes. Los datos que genera la ciudad son uno de sus activos más valiosos para diseñar ciudades inteligentes. La necesidad de una buena gestión para sacar el máximo partido de la innovación a partir del Open Data es esencial para su consecución.

La transformación digital en la que estamos inmersos, camina hacia el aprovechamiento de la información que pueden proporcionar los datos abiertos dentro del marco del Big Data o datos masivos, Internet de las Cosas (IoT) y, más concretamente, del Internet de Todo (IoE), conectando sensores y smartphones, entre otros dispositivos portátiles.

El objetivo se centra en obtener un análisis rápido que permita actuar con rapidez según determinadas informaciones que faciliten recomendaciones de acción. Se trata, en suma, de conectar personas, procesos, datos y cosas para mejorar la inteligencia urbana mediante la implementación desde el gobierno local.

La importancia de establecer estrategias

Según Jean Marc Lazard, cofundador y CEO del portal OpenDataSoft,

Un modelo de innovación que pretenda sacar provecho de los sensores de datos abiertos debe basarse en cinco estrategias principales.

Las estrategias se recogen en el “White Paper” de OpenDataSoft, planteando el modelo de innovación que busca sacar el máximo provecho de la red de sensores de los datos abiertos.

Para ello, el enfoque estratégico debe orientarse en cinco puntos.

  1. Elegir una tecnología apropiada que, por otro lado, no tiene por qué ser la más cara o compleja, apuntan.
  2. Usar proyectos piloto para garantizar un mayor rendimiento de esas iniciativas en el ámbito de la Smart City.
  3. Colaborar con los residentes y otros actores claves del ecosistema, así como de abrir el intercambio de datos como motor de la innovación.
  4. Tratar los datos de forma coherente a su condición de activo valioso.
  5. Contar con tecnologías esenciales para trabajar con datos procedentes de plataformas Open Data. De otro modo, impedirán transformar los datos en información inteligente, por lo que serán un lastre para la consecución de una Smart City que haga honor a su nombre.
Sensores Open Data para Smart City

Se hace hincapié en la importancia de colaborar con los residentes y otros actores claves del ecosistema, así como de abrir el intercambio de datos como motor de la innovación.

Sobre todo, señalan la necesidad de que la plataforma sea diseñada de forma nativa de tal modo que genere flujos de datos en tiempo real accesibles a los distintos tipos de usuarios, desde ciudadanos hasta el personal de las Administraciones Públicas, pongamos por caso.

Y ofrecer este acceso a través de APIs, la interfaz de programación de aplicaciones que permite el intercambio de datos y servicios. Igualmente, se remarca la importancia de un uso y visualización intuitivos de datos y herramientas, incluso para usuarios no técnicos. Un ejemplo claro es Urbo, nuestro Dashboard para Smart City desarrollado junto con Telefónica.

El desafío del desarrollo tecnológico de la ciudad

Son muchas las tecnologías innovadoras que posibilitan la transformación digital del ecosistema urbano, pero para la consecución de los retos a los que se enfrenta la ciudad, se precisan diseños de soluciones basados en muy diferentes tipos de recursos, tanto humanos como tecnológicos. De igual modo que también es fundamental tener de referencia casos de éxito, así como las buenas prácticas, además de contar un enfoque multidisciplinar, sin olvidar, lógicamente, el papel clave de los gestores públicos.

La innovación en las Smart Cities con sensores Open Data abarca muy diferentes campos, desde los datos abiertos, en muchos casos integrados, siempre en función de cada proyecto, o el análisis predictivo, hasta la tecnología que se lleva a cabo mediante la participación ciudadana.

Al margen de las principales tipologías relativas a las aplicaciones basadas en sensores, de su integración, gestión y mantenimiento de infraestructuras de redes, entre otras cuestiones tecnológicas, la gestión de la innovación en este campo precisa contar con el concepto de Open Data y su filosofía.

Es decir, se trata de entender cuáles son las implicaciones que subyacen al desarrollo tecnológico de la ciudad, una tendencia cuyo objetivo es crear valor para el ciudadano y también ayuda a realizar las labores administrativas.

La filosofía no es otra que poner los datos a disposición de la sociedad para lograr mejoras en cuanto a transparencia para avanzar en la idea de un gobierno abierto que fomente la gestión inteligente de los recursos.

Llegados a este punto, debemos reflexionar sobre el Big Data y el Open Data. Según afirma David Newman, vicepresidente de investigación de Gartner:

De igual manera que Big Data permite descubrir patrones desconocidos y desarrollar una mejor visión, Open Data resulta idónea para realizar interacciones directas con consumidores, socios, proveedores o, en el ámbito urbano, también con los mismos ciudadanos.

Así pues, el Open Data alude a los datos que gestiona la administración pública utilizables por cualquier ciudadano o empresa mediante su transformación en conocimiento. En otras palabras, la gestión de los datos abiertos generados por sensores tiene un gran potencial para su reutilización.

El fin, por lo tanto, es la conversión en nuevos servicios que aporten beneficios sociales. Lograrlo, sin embargo, no es sencillo. No cabe duda de que, sin olvidar los retos de seguridad que ello plantea, la apertura de sensores para IoT es un gran paso para que la gestión de la ciudad inteligente alcance su mayor potencial, puesto que podemos combinar más tipos de datos procedentes de la gestión pública con otros que no lo sean.

Las aplicaciones que integran diferentes fuentes de datos emitidos por sensores tienen un gran potencial para la interacción entre procesos, cosas y personas para así generar una información de utilidad. Sus aplicaciones para la construcción de modelos integrados abiertos son casi infinitas.

Urbo, nuestro Dashboard para Smart City, desarrollado por Geographica junto con Telefónica, además de usar datos privados, también se basó en el aprovechamiento de los datos abiertos obtenidos en el ámbito urbano a través de distintos sensores conectados al IoT.

smart city

Urbo, nuestro Dashboard para Smart City.

La información recopilada en tiempo real por este dashboard para Smart City es procesada para su posterior visualización de forma clara y sencilla con el fin de poder tomar mejores decisiones a nivel ciudadano y también de la administración pública sobre temas de interés general como el tráfico, la gestión de residuos o, entre otros, la calidad del aire.

En definitiva, la transformación digital puede tener un impacto tremendo a la hora de asistir a las ciudades frente a los desafíos que plantea la política municipal en el área social, ambiental y económica. Los mejores resultados se consiguen, sin duda, cuando las soluciones tecnológicas que plantean un buen desarrollo técnico lo hacen siguiendo una definición de lo inteligente realizada por y para la comunidad.

Una vez planteada la idea, enhebrar la solución tecnológica a la misma es el gran reto. Pero no todo son obstáculos, puesto que tenemos a nuestra disposición un sinfín de datos y tecnologías que pueden lograr resultados inimaginables. No en vano, el concepto de ciudad abierta es una meta y también un punto de partida.

TAGSOpen DataSmart Cities

¿Te interesa?
Contacta con nosotros
Comparte
twitter facebook linkedin google

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir